You are currently browsing the category archive for the ‘energías’ category.

llamador de ángelesTodos sabemos lo poderosa que es la mente y hasta dónde podemos llegar cuando tenemos fé en algo, o creemos que alguien nos protege.

Hace poco me regalaron un llamador de ángeles. Se trata de un colgante relleno de trocitos de plata que al chocar entre sí producen un sonido parecido al de las bolas chinas. 

Empecé a curiosear un poco para saber más al respecto.

Según la leyenda, los duendes no debían ser muy buenos, aunque había un grupo de ellos que sí lo eran. A estos últimos, los ángeles les regalaron los llamadores de ángeles, que han sido usados como protectores desde la época medieval.

Según algunas tradiciones, el sonido avisa a un ángel del que precisamos la ayuda, haciendo que sintamos la protección, el apoyo y el amor de las energías angélicas. También se puede hacer sonar cuando se desee algo de corazón. Pero lo que sí es cierto es que, como cuentan,  su sonido armonizador puede traer paz y alegría al espíritu.

Algunos dicen que te lo tienen que regalar y que no se puede prestar, y otros que debes ser tú quien lo elija basándote en el sonido que más te guste. Se puede colgar en la casa, para que suene cuando lo mueva el aire, pero lo más normal es colgarlo de una cadena, a la altura del chakra del corazón, o bien, si estás embarazada, a la altura del ombligo.

En cualquier caso, aunque todo esto te parezca absurdo, siempre puedes regalárselo a alguien porque te parece bonito y además produce un agradable sonido.

Anuncios

El año pasado me auto-regalé un libro muy acertado para el día del libro. Se titula Feng Shui para occidente y su autora es Terah Kathryn Collins. Tenía ganas de aprender un poquito sobre el milenario arte oriental del Feng Shui, y este manual me resultó un sencillo y práctico punto de partida.

El arte del Feng Shui (viento y agua en chino) nos ayuda a utilizar nuestra intuición y sentimientos para organizar nuestro entorno de manera que el chi (la energía vital) fluya de manera armoniosa y favorable para nuestra vida. No es nada nuevo: todos sabemos que, un escritorio repleto y sin espacio para estudiar, será sinónimo de suspensos, o que un grifo estropeado atacará nuestros nervios, sobre todo si interrumpe nuestro sueño, o que una habitación llena de cosas que nos gustan, nos resultará un lugar cómodo y agradable…

mapa_bagua-copiar

El Feng Shui ordena todas estas intuiciones en unas pistas que podemos seguir para que nuestro entorno nos proporcione armonía y nuestra salud mejore. No podemos orientar nuestra casa hacia el punto cardinal más propicio, porque está donde está, pero sí podemos valernos del mapa bagua para organizarla. Este mismo mapa nos servirá para ordenar una sola habitación o un escritorio.

Dividiremos la casa, la habitación o el escritorio que queramos organizar en 9 partes y reforzaremos cada una de ellas según lo que representan en el mapa. Podemos observar que, si en la zona del amor tengo objetos impares o un reloj parado, posiblemente mi relación de pareja no funcionará correctamente. Debo reforzarla con objetos emparejados, colores o símbolos que para mí representen el amor…

También puede ser que nuestra casa o estancia tenga, por ejemplo, forma de “L” y le falte alguna de las 9 áreas. Entonces tendremos que reforzarla en la parte correspondiente del resto de estancias.

Creo que para empezar es suficiente. En otra ocasión os hablaré un poquito sobre los materiales.  ¡Ya tenemos tarea para un buen rato!

Ayer hablaba con Sergio Albillo de conjuros, cartas, péndulo y todo ese tipo de cosas. Es un tema para otro post, pero sí que le prometí el conjuro de Halloween.

Si queréis sacar algo de vuestra vida, o invitar a algo a entrar, esta noche podéis hacer lo siguiente.

Se necesita:

  • 5 velas como mínimo
  • un recipiente metálico o de barro (un cenicero puede valer)
  • Un sobre (no es obligatorio)
  • Papeles y bolígrafo
  • Un mechero o cerillas
  • Tierra (por ejemplo, una planta)
  • Un vaso de agua con agua

Elige un sitio cómodo, por ejemplo el sofá de tu salón.

En una mesa coloca todos los objetos que necesitas, menos 4 de las velas, con las que harás el círculo protector. Colocalas de manera que, dentro de ese círculo, quede el sitio donde vas a hacer el conjuro (por ejemplo, el sofá y la mesa). Enciende las velas.

Enciende la vela que tienes en la mesa.

En un papel escribe las cosas que quieres cambiar o mejorar en tu vida, o lo que desees que entre en ella. (puede ser una actitud, algo sobre el trabajo o el amor… por ejemplo: “quiero ser más decidido” “quiero ser más receptiva a…”) Tómate tu tiempo.

En otro papel escribe lo que quieres sacar de tu vida. Trocea este papel y colócalo en el recipiente metálico o de barro y dale fuego.

Ahora coge el papel en el que has escrito lo que quieres que mejore en tu vida y pásalo por encima de la tierra (la planta), el agua (el vaso), la vela y el recipiente con el papel ardiendo. Coloca el papel positivo dentro del sobre y guárdalo en un sitio seguro hasta el año que viene.

Es recomendable echar las cenizas del papel quemado al viento al terminar.

Ten fe en ti mismo y todo lo que has escrito se cumplirá. No tengas miedo a los cambios que irás viendo en tu vida a lo largo de los próximos meses, porque al principio tal vez no parezcan positivos, pero te llevarán a las cosas buenas que has escrito.