llamador de ángelesTodos sabemos lo poderosa que es la mente y hasta dónde podemos llegar cuando tenemos fé en algo, o creemos que alguien nos protege.

Hace poco me regalaron un llamador de ángeles. Se trata de un colgante relleno de trocitos de plata que al chocar entre sí producen un sonido parecido al de las bolas chinas. 

Empecé a curiosear un poco para saber más al respecto.

Según la leyenda, los duendes no debían ser muy buenos, aunque había un grupo de ellos que sí lo eran. A estos últimos, los ángeles les regalaron los llamadores de ángeles, que han sido usados como protectores desde la época medieval.

Según algunas tradiciones, el sonido avisa a un ángel del que precisamos la ayuda, haciendo que sintamos la protección, el apoyo y el amor de las energías angélicas. También se puede hacer sonar cuando se desee algo de corazón. Pero lo que sí es cierto es que, como cuentan,  su sonido armonizador puede traer paz y alegría al espíritu.

Algunos dicen que te lo tienen que regalar y que no se puede prestar, y otros que debes ser tú quien lo elija basándote en el sonido que más te guste. Se puede colgar en la casa, para que suene cuando lo mueva el aire, pero lo más normal es colgarlo de una cadena, a la altura del chakra del corazón, o bien, si estás embarazada, a la altura del ombligo.

En cualquier caso, aunque todo esto te parezca absurdo, siempre puedes regalárselo a alguien porque te parece bonito y además produce un agradable sonido.

Anuncios